La música y las artes

Jugar no es solo un derecho del niño, sino una necesidad

 Los pequeños quieren especialmente jugar con sus padres. Y los padres con ellos.El 60% de los progenitores españoles juega con sus hijos. Jugar no es solo un derecho del niño, sino una necesidadLos niños son felices jugando cada día, pero sobre todo si lo hacen con sus padres. Los pequeños se divierten, aprenden, experimentan y sienten. «El juego es concebido como un elemento de felicidad para el niño», afirma Miguel González-Duran, experto en Marketing infantil y socio director en The Modern Kids&Family. «Además —añade– estimula el apego, ayuda a crear un vínculo afectivo más fuerte entre padres e hijos que durará toda la vida». Jugar no solo resulta beneficioso para los pequeños, también para sus padres. Son momentos para conocer a los hijos y que también ellos nos conozcan mejor.

Muchos niños recurren a los juegos digitales cuando no tienen con quien jugar, pero no es su preferencia

Sin embargo, pasar más tiempo jugando con sus padres es el deseo de muchos niños. Para los más pequeños, el juego, además de ser algo divertido, es su manera favorita para hacer amigos y consideran a sus padres uno de los mejores compañeros de juego. Para un niño, jugar es diversión, ilusión. Pero jugar con sus padres de una manera plena, sin prisas y sin distracciones es el placer de vivir. Según el estudio «Imaginarium Juego y Felicidad en la infancia», lo que más felices hace a los niños es estar con su familia compartiendo actividades y divirtiéndose con los juegos que más les gusta. «A medida que los niños crecen, su mundo va creciendo y el espacio familiar se va acotando y diferenciando del de los amigos o del suyo propio, siendo la familia un espacio relevante en relación con su felicidad», concluye Miguel González-Duran.

A pesar de que los padres españoles suelen jugar bastante con sus hijos, a los niños les gustaría pasar más tiempo con ellos y reconocen que sus obligaciones diarias laborales y de la familia no les dejan tiempo para divertirse con ellos. Es por esto que las vacaciones es la época preferida por los niños, ya que les permite tener tiempo libre para realizar actividades fuera de la rutina y disfrutar de sus planes favoritos, como estar con su familia compartiendo momentos con sus padres o hermanos, estar con sus amigos y dedicar tiempo a las actividades que les gusta realizar en solitario. Según la encuesta, lo que más les gusta hacer es jugar con sus padres a juegos de interacción como la pelota o jugar al escondite (33%) frente a otras actividades como los juegos tradicionales y educativos (23%) o los juegos digitales (17%), considerados como una vía individual de juego que forma parte de su ocio habitual ya que es una opción frecuente a la que recurren cuando no tienen con quien jugar, pero no la preferida.

Lo que quieren los padres

En la actualidad, ser padre resulta una tarea gratificante a pesar de ser percibida como una experiencia dura. La jornada de trabajo les marca la disponibilidad y organización del tiempo para la vida familiar. Pero aún así, un 60% de los progenitores españoles afirma que juega todos los días con sus hijos y el 28% juega 2 o 3 veces a la semana, porque entienden la importancia del juego como derecho de los niños que es necesario tener en cuenta y fomentar, ya que aporta múltiples beneficios. No en vano, para el 31,7% de los padres españoles, al igual que el resto de países de la cuenca mediterránea, lo que más felices les hace en su día a día es estar con la familia pese a no disponer de todo el tiempo que les gustaría.

Para los padres, lo más importante es pasar tiempo con la familia

En otros países, ocurre lo mism. En Portugal, para el 31,2%, de los padres lo que más feliz le hace es pasar el tiempo en familia, en Italia el 31,1%, en Grecia el 30,9% y en Turquía el 26,5%. Es sorprendente descubrir cómo un 30% de estos padres hace especial hincapié en pasar tiempo en familia considerándolo como un factor muy importante que ayudará a sus hijos a ser felices el día de mañana frente a otras actividades como pasear (19%), realizar actividades que ayuden al desarrollo intelectual (18%) o practicar deporte (15,%).

Las manifestaciones de afecto de los hijos es lo que más feliz hace a los padres en esos momentos de intimidad y relajación. De hecho, el 27% de los padres españoles consideran que los mejores ratos son cuando sus hijos les reciben al volver del trabajo, frente al 22% que prefieren jugar con ellos o el 7% que disfruta ayudándoles con los deberes.

Qué tiene un juguete

El juego es fundamental no sólo para el tiempo de ocio de los niños, sino también para su educación y es el juguete el principal instrumento para el juego. «Los juguetes ayudan a materializar el tiempo juntos y facilitan encontrar los momentos de juegos tan escasos en el día a día», afirma Natalia Chueca, directora de Marketing de Imaginarium.

La cantidad de juguetes es tan grande y variada que en ocasiones puede resultar muy difícil decantarse por el juguete más adecuado o el mejor. ¿En qué se fijan los niños para elegir su juguete perfecto? Según los niños españoles, la característica fundamental que debe tener un juguete para que les haga feliz, además de adecuarse a su edad es que sea un juguete pedido por él (22%), que sea sencillo (18%) y que lo haya visto en televisión (5,7%).

 
 
 

VM - Shopping cart

 x 

Cart empty

VM - Search in Shop

VM - Currencies Selector




Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/alternc/e/enlinea/www/enlineamusical.com.ar/libraries/cms/html/select.php on line 592